El aire que respiramos…

17 enero, 2012 § Deja un comentario

El capítulo que E. J. Hobsbawm dedica, en su “Historia del siglo XX”,  a la que llama “revolución cultural” del último tercio del siglo pasado, cobra cada día mayor relevancia. Su trágico diagnóstico no ofrece ninguna holgura a la voluntad. Parece que, en efecto, no hay programa capaz de reconstruir un patrimonio cuya existencia dimos por sentada, como si fuera elemento de una naturaleza humana gratuita o regalada. Una atmósfera de una sutileza civilizatoria que la hace irrecuperable a través de programas de ingenieria social, un espacio pneumático o espiritual procedente del mismo fondo que la religiosidad tradicional de los europeos.

La progresiva descomposición de la comunidad universal ha arrojado como resultado esta nube o “polvo de individuos” (J. Maritain), sin forma ni constitución, que llamamos “sociedad”.  Estamos condenados a dar testimonio.

“Del mismo modo que nosotros damos por sentada la existencia del aire que respiramos y que hace posibles todas nuestras actividades, así el capitalismo dio por sentada la existencia del ambiente en el que actuaba,  y que había heredado del pasado. Sólo descubrió lo esencial que era cuando el aire se enrareció. En otras palabras, el capitalismo habia triunfado porque no era sólo capitalisa. La maximización y acumulación de beneficios eran condiciones necesarias para el éxito, pero no suficientes. Fue la revolución cultural del último tercio del siglo lo que comenzó a erosionar el patrimonio histórico del capitalismo y a demostrar las dificultades de operar sin ese patrimonio. La ironía histórica del neoliberalismo que se puso de moda en los años setenta y ochenta, y que contempló con desprecio las ruinas de los regímenes comunistas, es que triunfó en el momento mismo en que dejó de ser tan plausible como había parecido antes. El mercado proclamó su victoria cuando ya no podía ocultar su desnudez y su insuficiencia.”

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

¿Qué es esto?

Actualmente estás leyendo El aire que respiramos… en A Día de Hoy.

Meta

A %d blogueros les gusta esto: