El presente ya es pasado.

4 julio, 2012 § Deja un comentario

He oído o leído tantas diatribas contra la historia como magistra vitae que apenas me atrevo a volver sobre el lugar. Me fuerza, sin embargo, la imperturbable realidad, es decir, la verdad. Oigo a los politiquitos y recuerdo el viejo tópico tan visitado en los tiempos olvidados de nuestra lejana educación moral.

“¡Dioses inmortales! ¿Entre qué gentes estamos? ¿Qué república tenemos? ¿En qué ciudad vivimos?. Aquí, aquí, senadores, están haciendo número con nosotros, en este el más sagrado y autorizado consejo de toda la tierra, quienes planean el aniquilamiento de todos nosotros, la destrucción de esta ciudad y aun del mundo entero. A estos tales yo – el cónsul – los estoy contemplando y les pido el parecer sobre los intereses públicos y, a quienes era preciso pasarlos a cuchillo, ni siquiera llego a herirlos con mi voz.”

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

¿Qué es esto?

Actualmente estás leyendo El presente ya es pasado. en A Día de Hoy.

Meta

A %d blogueros les gusta esto: