Signo del tiempo

6 julio, 2012 § 1 comentario

El hundimiento en su edad del maestro colombiano Gabriel García Márquez, su ocaso disolutivo, el final de su memoria son algo más que el eclipse de un anciano. Su familia sufrirá sus ausencias, sus amigos notarán el arañazo de su olvido, pero todos los que lo hemos conocido en su obra sabemos que hay magnitudes cuyo final siempre es enormemente significativo.

Un gran acierto de las academias de nuestra lengua fue la de editar, tras el Quijote glorioso, los Cien Años de Soledad. Juntos y distantes, el alfa y el omega de la literatura hispánica. Ya he dicho que vislumbro en el maestro colombiano un catolicismo hondo, por lo mismo que es el eje de nuestra hispanidad. Ya he dicho que esto es tema de largo recorrido.

Me preocupa llegar a conocer el sentido hondo de este eclipse, anterior a la muerte, de la mano firme de D. Gabriel. ¿Quién nos escribirá ahora a los españoles?. Acaso este final no deje en su sitio a los españoles; y su final, como me temo, resulte signo del final de los tiempos. Al menos del final de los tiempos de esa realidad metapolítica cuyo emblema hemos sido. Se pierde D. Gabriel en su laberinto sin retorno, escapa del presente y acaso nos estamos yendo con él. Lo mejor acaso sea escapar de este lugar, al fin y al cabo vivimosacosados – in partibus infidelium. La amistad entre los dos grandes colombianos, que han sido Gómez Dávila y García Márquez, ha de ser considerada, no es difícil reconocer su profundo sentido antropológico.

Anuncios

§ Una respuesta a Signo del tiempo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

¿Qué es esto?

Actualmente estás leyendo Signo del tiempo en A Día de Hoy.

Meta

A %d blogueros les gusta esto: