Piedra de toque-Clave de bóveda 2. 19/02/08

27 julio, 2012 § Deja un comentario

La primera entrada que dejé aquí llevaba este mismo título. De ahí el 2. que acompaña a la que ahora adjunto. El tema es, en efecto, el mismo. La primera iba asociada, no podía ser de otro modo, a la imagen del maestro Gustavo Bueno, y está enlazada aquí.

Esta otra consiste en dos citas, de dos autores mayores de nuestra tradición filosófica. Nadie discutirá el nombre del primero: I.Kant; pero a muchos sorprenderá el nombre del segundo: G. Bueno.  La opinión pública es, dice Nietzsche, la suma de perezas individuales de manera que poco nos importa esa sorpresa.  El problema planteado es de una dimensión que no alcanzará a medir científico social alguno, aunque lo desprecie, en apariencia, como cuestión metafísica. Es un problema crítico y de ahí que lo juzgara entonces como ahora: “piedra de toque- clave de bóveda”.

De entonces a esta parte he ido construyendo lo que un amigo me pedía en una nota: un comentario de ambos textos.  Voy entendiendo hasta el final el viejo dictum: Ars longa, vita brevis. Pero en mi disculpa aduciré, además de mi corta capacidad, la dureza de los tiempos.

“A un hombre íntegro sumido en los mayores infortunios de la vida, siendo así que hubiera podido evitarlos colocándose al margen del deber, ¿acaso no le sostiene la consciencia de haber honrado a la humanidad en su propia persona y haber conservado su dignidad?. Este consuelo no supone felicidad, ni tan siquiera la más mínima parte de ella. Desde luego, nadie desea tener ocasión para ello, y alguna vez quizá tampoco desee una vida en tales circunstancias. Pero vive, y no puede soportar mostrarse ante sus propios ojos indigno de la vida. Sólo vive todavía por deber, puesto que no encuentra el menor gusto en la vida. La respetabilidad del deber no tiene nada que conseguir con el disfrute de la vida. Posee su propia ley, así como también su idiosincrásico tribunal y, por mucho que uno quiera mezclar ambas cosas para brindar esa mixtura como medicamento al alma enferma, pronto vienen a separarse de suyo. Y, de no hacerlo así, la primera queda totalmente inoperativa en esa mezcolanza; pues, aun cuando la vida física ganase cierta fuerza con ello, la vida moral se consumiría sin remedio” (I. Kant. Crítica de la razón práctica).

“Pero la “filosofía de la felicidad” es una cáscara vacía cuando la felicidad se ha separado de los contenidos metafísicos (destino del Hombre, universalidad teológica o cósmica) que le dieron origen. Y a esta confusión contribuyeron los abundantes libros, que arrojan sucesivamente al mercado las editoriales, titulados filosofía de la felicidad escritos generalmente por profesores de filosofía que meten en el mismo saco, con el objeto de llenar el cupo de páginas concedidas, a una exposición de Epicuro y a una de Aristóteles, a Santo Tomás y a Bertrand Russell, como si todos ellos fueran respuestas alternativas a una misma cuestión previa y exenta: la Idea de la Felicidad humana; cuando, es la tesis de este libro, no se trata tanto de discutir si la felicidad humana es o no es posible, si existe o no existe, si su contenido es éste o el otro, sino de discutir si “existe” la Idea misma de la felicidad. Es lo mismo que ocurre en los debates teológicos acerca de si Dios existe o si no existe…: no cabe discutir esto, si Dios existe o si Dios no existe, porque de lo que hay que discutir es si existe o no existe la Idea de Dios”. (Gustavo Bueno Martínez. El mito de la felicidad)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

¿Qué es esto?

Actualmente estás leyendo Piedra de toque-Clave de bóveda 2. 19/02/08 en A Día de Hoy.

Meta

A %d blogueros les gusta esto: