Ascetología General

26 agosto, 2012 § Deja un comentario

La lectura del último libro traducido al español de Peter Sloterdijk (“Has de cambiar tu vida”. Pre-textos. Valencia. 2012) confirma mi certeza de que el errático Nietzsche no merece compartir el oscuro privilegio de figurar junto a Marx y Freud, ni siquiera a título de escoliarca de la muy conocida escuela de la suspicacia. La dimensión de su obra es otra, ni la esplendente de Marx y el socialismo revolucionario, ni la sigilosa de Freud y el susurro constante entre analizado y analista: masas de analizados y analistas. Nietzsche no incurre en la “falacia económica” (Polanyi) que lastra el marxismo, ni practica las contorsiones morales de la sugestiva terapéutica freudiana.

Nietzsche es inasimilable para el cristianismo en general y, muy especialmente, para el catolicismo medieval. Es el archienemigo, lúcido y potente, el bigotudo perfil del anticristo, como él sabe mejor que nadie. No sugestiona al lector al modo del ambiguo juego de la relación terapéutica, no estima real la más estrecha fuerza productiva. Es el nihilista más extremado y fuerte que ha conocido el pensamiento occidental, no sugestiona pero fascina.  Creo que Sloterdijk lo conoce bien y lo interpreta con minuciosa exactitud, es Sloterdijk el discípulo contemporáneo más destacado del filósofo de Röcken.

La cuestión que se decide en estas páginas remite a la fuerza que sostiene la tensión vertical – son términos de Sloterdijk – cuando el puntal trascendente que tensaba la cuerda, a cuyo través transcurre la actividad humana, se ha hundido. Cómo afirmar y comprender una tensión vertical anclada en la inmanencia. ¿Cómo se puede vivir sin fe?, ¿qué significa, en tal caso, vivir?. La potencia de la actual exaltación del atletismo, o de desespiritualización de la ascesis: ¿dónde y cómo arraiga? ¿puede cerrarse sobre sí mismo y sostenerse el cuidado de sí, la antropotécnica contemporánea, sin remitirse a un orden que desborde el presente?

Esta cuestión, que muchos desestimarán por banal y especulativa, tiene una enorme vigencia en los lugares en que – aún siendo de esperar – sin embargo, menos se la espera. Puede verse, al respecto, un libro de sumo interés escrito por uno de los expertos en management que gozan de mayor reconocimiento: R. K. Sprenger. “El mito de la motivación”. Es patética la reclamación de una “cultura de la confianza”, aunque es precisa la crítica de la idea de motivación que – todavía hoy – tiene valor en el entorno de los  managers. Sprenger, que goza de una magnífica inteligencia carece  – sin embargo – de profundidad, o bien toda su hondura – devastada por el cinismo – se pierde en la espuma psicológica y superficial del juego de sugestiones en que necesariamente ha de desenvolverse todo experto en dirección y administración de empresas.

(No deja de admirarme cómo se gastan las palabras).

El tema es para largo.

Anuncios

Etiquetado:, , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

¿Qué es esto?

Actualmente estás leyendo Ascetología General en A Día de Hoy.

Meta

A %d blogueros les gusta esto: