Socialismo in fieri

28 agosto, 2012 § Deja un comentario

El marxismo es una doctrina estrecha que se realiza a medida que se estrecha la realidad antropológica, un estrechamiento – ya una dolorosa angostura – a la que el propio marxismo contribuye. Es de su realidad de lo que hay que responsabilizar al marxismo, dado que ha avanzado en la misma dirección y en el mismo sentido que el liberalismo  y lo ha hecho, incluso, con una mayor consistencia lógica o abstracta. Cuando todos seamos marxistas, por voluntad o contra nuestra voluntad, entonces habremos de luchar contra los principios fundamentales de semejante ideología. La realización de sus pronósticos ha de ponernos en guardia contra su verdad, por paradójico que pueda parecer.

En relación a la educación se dice en el Manifiesto marxista.

“¿Nos reprocháis que queramos abolir la explotación de los niños por sus padres? Confesamos ese crimen. Pero decís que abolimos los vínculos más íntimos al sustituir la educación doméstica por la educación social. ¿Y acaso vuestra educación no está determinada asimismo por la sociedad? ¿No lo está por las condiciones sociales dentro de las cuales educáis, por la intromisión más directa o indirecta de la sociedad, mediante la escuela etc.? Los comunistas no están inventando la influencia de la sociedad sobre la educación; solamente modifican su carácter, sustrayendo la educación a la influencia de la clase dominante”

El socialista É. Durkheim continúa

“En contra de la opinión según la cual la educación moral competería antes que a nadie a la familia, yo pienso que la labor de la escuela puede y debe tener la mayor importancia en el desarrollo moral del niño (…) pues si la familia puede claramente y por sí sola suscitar y consolidar los sentimientos domésticos necesarios para la moral e incluso, de manera más general, los que están en la base de las relaciones privadas más simples, no está organizada de modo que sea capaz de formar al niño en vista del desarrollo de su vida social”

Finalmente, el maestro Chesterton constata:

“In one sense, this is supremely the educational age. In another sense, it is supremely and especially the anti-educational age. It is the age in which the Government’s right to teach everybody’s children is for the first time established. It is also the age in which the father’s right to teach his own children is for the first time denied.” ~GKC: ‘On Private Property and Modern Education.”

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

¿Qué es esto?

Actualmente estás leyendo Socialismo in fieri en A Día de Hoy.

Meta

A %d blogueros les gusta esto: