Partícula de realidad.

25 septiembre, 2012 § Deja un comentario

Entre la barahúnda de noticias, informaciones, novedades – todas ellas de una altísima importancia, según se dice – relativas a la situación económica mundial y a los riesgos políticos que envuelve, se puede hallar todavía una fisura por la que alienta el pulso de la realidad. Un hombre habituado a dar la cara sabe anteponerse, a modo de escudo o de parapeto, en defensa del sentido frágil de su existencia, que no está en las cifras de crecimiento del producto interior bruto, ni  en los índices bursátiles.

Pudo suceder todavía en cualquier rincón del planeta, acaba de suceder en Sudáfrica. Con un gesto semejante se abre paso la luz del mundo, tan débil y ensombrecida por la potencia incalculable de los negocios.  Cada uno en su propio corazón tendrá que encontrar el elemento que le permita seguir siendo un hombre. En tiempos tan duros como los que se anuncian hay que aprender a servir de fortaleza.  No hay ya nada más por lo que entregarse si no es que esos altísimos valores se encarnen – sin metáfora – en el único vínculo substancial que todavía existe.

Un boxeador sudafricano muere en un tiroteo por salvar a su hija.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

¿Qué es esto?

Actualmente estás leyendo Partícula de realidad. en A Día de Hoy.

Meta

A %d blogueros les gusta esto: