Notas para una comedia

23 febrero, 2013 § Deja un comentario

España. Invierno de 2013. Importantes concentraciones de ciudadanos que, molestos con la situación económico-política del país, participan en una marcha que ha rondado el Congreso de Diputados. La sede de una soberanía popular que, aunque vive allí, también parece residir en el pueblo.

Total – diría un castizo – que sale un señor y declara que todos los asistentes a la manifestación son “enemigos de las libertades” como los que, hace 32 años, irrumpieron en el Congreso. Notable analogía, me atrevería a señalar: acaso aquellos – como estos – fueran ciudadanos ejemplares o éstos – como aquellos – violentos golpistas.  Nada de esto me ha llamado la atención, sino el silencio acerca del nombre del emisor de declaraciones. El excelentísimo señor que juzga golpistas a los participantes en la manifestación, en relación a la cual nada tengo que decir, se llama SALVADOR VICTORIA. La soberbia no puede imputársele.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

¿Qué es esto?

Actualmente estás leyendo Notas para una comedia en A Día de Hoy.

Meta

A %d blogueros les gusta esto: