Defección.

13 abril, 2013 § Deja un comentario

La modernidad se resume, tal como yo lo veo, en un gesto de radical defección por parte de la aristocracia. Pero algunos hijos de la vieja nobleza mantuvieron la lealtad. Por su parte, la servidumbre desamparada y decidida a defenderse, sólo ocasionalmente ha sabido reconocer el signo de la lealtad. Pero es muy lejano el tiempo en que todavía podía hablarse de ese mutuo desafío, de aquel entonces hoy no queda nada. Sin embargo, a mi juicio, en esa desafección se encuentra la raíz  del antropoteísmo de nuestro tiempo. El príncipe P. Alexéievich Kropotkin supo hacer honor a su familia.

“Nunca habríamos traicionado a ninguno de los sirvientes, ni ellos jamás nos traicionarían a nosotros. Un domingo, mientras mi hermano y yo jugábamos en el ancho recibidor, tiramos el soporte sobre el que estaba colocada una valiosa lámpara, que quedó hecha pedazos. Se convocó de inmediato una reunión de todos los sirvientes. Ninguno de ellos nos regañó, sino que decidieron que, a primera hora de la mañana siguiente, Tíjon saliese a escondidas de la casa, por su cuenta y riesgo, al puente Smith para comprar una lámpara del mismo modelo. Les costó quince rublos, una cantidad muy elevada para unos sirvientes, pero la compraron y jamás nos lo reprocharon.

Cuando pienso en ello ahora y todas esas escenas acuden a mi mente, recuerdo que nunca oímos ni una palabra malsonante durante los juegos, ni presenciamos jamás en los bailes nada parecido a lo que hoy en día se ofrece a la admiración de los niños en el teatro. En casa de los sirvientes sí se utilizaban expresiones groseras, pero nosotros eramos niños, los niños de ella, y eso nos protegía” (P. A. Kropotkin. Memorias de un revolucionario)

Anuncios

Etiquetado:

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

¿Qué es esto?

Actualmente estás leyendo Defección. en A Día de Hoy.

Meta

A %d blogueros les gusta esto: