Máscara

1 julio, 2013 § Deja un comentario

“Martin Buber citaba esta definición de idolatría del rabino de Kock: se da idolatría cuando « un rostro se dirige reverentemente a un rostro que no es un rostro ». En lugar de tener fe en Dios, se prefiere adorar al ídolo, cuyo rostro se puede mirar, cuyo origen es conocido, porque lo hemos hecho nosotros” (Lumen Fidei. Julio de 2013)

La modernidad no tiene rostro, como un fantasma desleído cuyas partes se ensombrecen o iluminan sin principio, ni criterio. La modernidad irrumpe al quebrarse la columna vertebral del mundo, único modo de poner del revés su estructura elemental. Sólo rompiendo por la madre la estructura de la vieja casa del hombre es posible invertir su figura. La modernidad alcanza su límite con la potencia generativa de las ingenierías genéticas y las tecnologías de la identidad capaces de producir hombres sin rostro, ídolos del hombre en el doble sentido del genitivo.

Pero esa ruptura se puede ilustrar – desde otro enfoque – ya en una oposición patente entre las palabras del racionalista, materialista y ateo Thomas Hobbes – personaje real donde los haya, tanto que podría incluso calificarse de realista – y las de mi señor D. Quijote de la Mancha  – persona ideal que puede merecer, sin duda, el título de idealista, con el sentido, entiéndase bien, de soñador de posibles realidades.

Dice el inglés: “No hay ley que pueda ser injusta”.

Dice el español: “En fin – dijo D. Quijote – bien se parece, Sancho, que eres villano y de aquellos que dicen: “¡Viva quien vence!”.

Anuncios

Etiquetado:, ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

¿Qué es esto?

Actualmente estás leyendo Máscara en A Día de Hoy.

Meta

A %d blogueros les gusta esto: