Iberisch-kreolisch-indianischer Bezirk

26 octubre, 2013 § Deja un comentario

Gerald Brenan es un pionero: uno de los primeros turistas de renombre que se han instalado en España. Entre nosotros han vivido cotidianamente, han aprendido nuestra lengua e, incluso, han fallecido en nuestro suelo.  Brenan ha estudiado con parsimonia la historia de España y ha producido uno de los libros más leídos sobre los antecedentes sociales y políticos de la guerra civil, sin embargo, no ha podido jamás desnudarse de su perspectiva inglesa. Malentiende sistemática y profundamente la naturaleza metapolítica de la monarquía católica. Con la más honda autenticidad, y la sinceridad más evidente desconoce la historia de España.

Pero está lejos de ser el único. Otro viajero de mayor potencia pero igualmente ciego para la comprensión del miserable suelo que pisaba fue Ernst Jünger. Respetables pioneros del turismo centro-europeo: letrados, hombres de asombrosa erudición, confiables y honestos, pero todos ellos verdaderamente modernos.  Nuestras simpatías estarán con unos más que con otros, pero con ninguno compartimos su juicio sobre la historia de España. Habría que entender nuestra subjetividad de supervivientes, de resistentes y vencidos y ni el inglés, ni tampoco el alemán – aunque pudiera parecer paradójico – pueden comprender esa posición. Nuestra derrota ha sido más honda que cualquier derrota bélica o política y la tenacidad de nuestra resistencia ha de ser de un orden no simplemente técnico o económico-político.  Siempre habremos de parecer enloquecidos cuando, para decirlo con Francisco Ayala, defendemos la Razón del Mundo.

Eric J. Hobsbawm. (1917-2012)

23 octubre, 2013 § Deja un comentario

El anacrónico caballero comunista inglés fallecido el pasado mes de octubre de 2012, E. J. Hobsbawm, deja un libro misceláneo, construido con textos de diversa procedencia, pero orientados siempre a determinar la hiper-crítica naturaleza de nuestro tiempo.  Me parece que Hobsbawm había logrado una posición desde la que pudo infundir un tono oracular a sus ensayos, lo que se manifiesta en algunas sentencias que bien pudieran publicarse en forma de aforismos.

La cuestión es que semejantes sentencias lo situarían cerca de algunos de los grandes nombres de la tradición reaccionaria.  Extraigo de ese texto, del que se ha ocupado Hobsbawm en los últimos cuarenta años, tan sólo tres sentencias breves. Podrían multiplicarse con facilidad. Respecto de tales sentencias, todo el resto de su obra podría juzgarse comentario de tales breves escolios.  He aquí apuntes para la innecesaria recuperación del texto explícito, que pudiera sintetizarse en estos escolios del gran historiador; por utilizar la contraposición del maestro colombiano Gómez Dávila.

“Al parecer, la sociedad de consumo considera el silencio como algo delictivo”

“Las artes visuales de la última década del siglo están retrocediendo del arte a la idea”

“¿Quién utiliza aún la palabra “belleza” en un discurso crítico, si no es con intención irónica?”

España inveterada

21 octubre, 2013 § Deja un comentario

Leyendo las primeras páginas del muy reeditado y leído trabajo de Edward. F. “Gerald” Brenan no puede evitarse la sensación de una honda reiteración podrida de lo mismo en todas nuestras restauraciones. Quizás porque todas ellas arraigan en un terreno profundo que, me parece, resulta anti y ante moderno. Ése terreno es el que no sabe medir el historiador.

En un orden socio-político moderno, es decir, en el orden del mundo que resulta, entre otros factores, de la derrota del programa imperialista español, ese vestigio inveterado se sostiene pudriéndose y nutriéndose de la residual sustancia de la herencia de la Cristiandad. En el marco arcaico de la Cristiandad, aunque en retirada, prosperó a la defensiva la monarquía católica. Sólo en esa atmósfera saludable tenía algún sentido.

La podre alcanza hoy su extremo. La farsa eficaz del turno de partidos hoy ya no requiere de una intervención exterior sobre el censo electoral, el fraude fiscal legalizado, la evasión ante el Estado en nombre de unas relaciones feudales pervertidas, esas que nombra el término “caciquismo”, en fin, del pacto del Pardo a los pactos de la Moncloa un mismo orden – mimético en los fenómenos (políticos) – de la arquitectura institucional de los Estados nacionales liberales, modernos, pero sostenido sobre un orden antropológico que no lo tolera y bajo cuya cobertura se descompone.

Al final ni un Estado Nacional, ni un Imperio civil. Ni cuidadanos, ni cristianos. ¿Dónde depositar hoy nuestra apuesta?

La derrota de la filosofía.

11 octubre, 2013 § Deja un comentario

P. Virilio repite la sentencia: “no hay ganancia sin pérdida”, una frase que es fácil invertir y cuya inversión me viene sugerida por la derrota que se anuncia y que es la derrota de un fantasma.

La derrota de la filosofía.

Trampas

8 octubre, 2013 § Deja un comentario

Hoy padezco, como a menudo últimamente, otro acceso de melancolía. Acaso esté motivado por las fotos que me ha hecho llegar un viejo amigo y que me muestran 25 años atrás. Un cuarto de siglo que indica mi edad suficientemente prolongada. No soy un viejo y aunque voy entrando por el portón de la vejez disfruto aún una madurez efímera. La pena que me aborda – más allá de la común a todo hombre que se ve envejecer y que bien puede convertirse, y a menudo se convierte, en alegre gratitud por la maravilla de seguir viviendo y viendo vivir a propios y ajenos – se concreta en la caída por el coladero de los días de mis persistentes esfuerzos por calibrar la palabra que sirviera para construir las líneas de un sistema suficiente de filosofía.  Sobre la obra de otros, sin duda, aportando materiales de aquí y de allí, sin prurito alguno de originalidad, sin soberbia alguna, humilde y pacientemente.

Pese a todo esa frustración no valdría para asfixiar mi antigua potencia de vivir, no permitiría la victoria – aunque breve – de este acoso eficaz de la melancolía. La pena que me vence se apoya en el sacrificio baldío de tan gran número de mis días. El coste de mi apuesta prevalece sobre el don que, sin duda, también ha aportado mi fanática porfía. Rudimentos arruinados, fragmentos de un modelo suturado, ruinas sin esquema de una sombra de filosofía. Sin embargo, ese paisaje en algún punto simplemente delicado y en tantos otros grotesco no satisface la enorme soledad que me ha costado, mi silencioso caminar hacia el mismo abismo en que también han de hundirse los que, sin embargo, han vivido en compañía.

Gin Tonic.

3 octubre, 2013 § Deja un comentario

Recibo una curiosa oferta de empleo: profesor de gin tonic. Por un instante he pensado que el mundo se estaba volviendo loco, menos mal que la prensa me ha sacado de dudas:

Modifican la obediencia a las normas con estimulación cerebral.

Eutanasia tras cambio de sexo.

Muerto en la calle.

Casa balón de fútbol de L. Messi

Las mujeres llegany se van.

Y así sucesivamente.

Crunch

2 octubre, 2013 § Deja un comentario

El elemento de verdad presente en el anarquismo reaparece luminoso en los defensores del llamado “decrecimiento” –  consigna o “bomba verbal” -. Elemento y parte que entiendo necesitada de una dimensión esencial que quiere encontrar expresión en la fórmula anarcocatolicismo. Ésta es, creo que potentísima, otra “bomba verbal”.

S. Latouche es el nombre mayor del decrecentismo. Entre nosotros lo difunde ejemplarmente Carlos Taibo.  Aunque los que ensucian todo lo que tocan han manchado también la belleza exacta de la “austeridad” estos razonadores del quiliasmo, tranquilos como geómetras pero radicales como profetas, le dan verdadero brillo. Falta la dimensión que sólo un metafísico señero y radical puede darle al anarcocomunitarismo expansivo,  falta el maestro alegre que sea capaz de conjugar un auténtico anarcocatolicismo.

Serge Latouche “La gente feliz no suele consumir”

¿Dónde estoy?

Actualmente estás viendo los archivos para octubre, 2013 en A Día de Hoy.