Crunch

2 octubre, 2013 § Deja un comentario

El elemento de verdad presente en el anarquismo reaparece luminoso en los defensores del llamado “decrecimiento” –  consigna o “bomba verbal” -. Elemento y parte que entiendo necesitada de una dimensión esencial que quiere encontrar expresión en la fórmula anarcocatolicismo. Ésta es, creo que potentísima, otra “bomba verbal”.

S. Latouche es el nombre mayor del decrecentismo. Entre nosotros lo difunde ejemplarmente Carlos Taibo.  Aunque los que ensucian todo lo que tocan han manchado también la belleza exacta de la “austeridad” estos razonadores del quiliasmo, tranquilos como geómetras pero radicales como profetas, le dan verdadero brillo. Falta la dimensión que sólo un metafísico señero y radical puede darle al anarcocomunitarismo expansivo,  falta el maestro alegre que sea capaz de conjugar un auténtico anarcocatolicismo.

Serge Latouche “La gente feliz no suele consumir”

Anuncios

Etiquetado:, ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

¿Qué es esto?

Actualmente estás leyendo Crunch en A Día de Hoy.

Meta

A %d blogueros les gusta esto: