Trampas

8 octubre, 2013 § Deja un comentario

Hoy padezco, como a menudo últimamente, otro acceso de melancolía. Acaso esté motivado por las fotos que me ha hecho llegar un viejo amigo y que me muestran 25 años atrás. Un cuarto de siglo que indica mi edad suficientemente prolongada. No soy un viejo y aunque voy entrando por el portón de la vejez disfruto aún una madurez efímera. La pena que me aborda – más allá de la común a todo hombre que se ve envejecer y que bien puede convertirse, y a menudo se convierte, en alegre gratitud por la maravilla de seguir viviendo y viendo vivir a propios y ajenos – se concreta en la caída por el coladero de los días de mis persistentes esfuerzos por calibrar la palabra que sirviera para construir las líneas de un sistema suficiente de filosofía.  Sobre la obra de otros, sin duda, aportando materiales de aquí y de allí, sin prurito alguno de originalidad, sin soberbia alguna, humilde y pacientemente.

Pese a todo esa frustración no valdría para asfixiar mi antigua potencia de vivir, no permitiría la victoria – aunque breve – de este acoso eficaz de la melancolía. La pena que me vence se apoya en el sacrificio baldío de tan gran número de mis días. El coste de mi apuesta prevalece sobre el don que, sin duda, también ha aportado mi fanática porfía. Rudimentos arruinados, fragmentos de un modelo suturado, ruinas sin esquema de una sombra de filosofía. Sin embargo, ese paisaje en algún punto simplemente delicado y en tantos otros grotesco no satisface la enorme soledad que me ha costado, mi silencioso caminar hacia el mismo abismo en que también han de hundirse los que, sin embargo, han vivido en compañía.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

¿Qué es esto?

Actualmente estás leyendo Trampas en A Día de Hoy.

Meta

A %d blogueros les gusta esto: