Internados: Gestión de Calidad.

3 enero, 2014 § Deja un comentario

El efecto asfixiante de la globalización integral se deja ver de un modo rápido señalando la consecuente falta de exterioridad que lleva asociada. Encierro global que evoca la idea chestertoniana de la estrecha universalidad de la sociedad moderna.

Es el asfixiante encierro en un planeta curiosamente abierto a un tráfico incesante; y encierro no en un sentido meramente espacial. La clausura afecta a todas las dimensiones de la existencia que comienzan a ser laminadas, fundidas y prensadas en una vida plana, previsible, apta para la gestión estricta de las ciencias y tecnologías humanas. El mundo medido, estandarizado y monitorizado ha quedado reducido a un espacio milimetrado, donde incluso la voluntad humana es gestionada por las sofisticadas técnicas de tratamiento del material antropológico.

Sólo los que comparten oficio conmigo entenderán mi angustia y acaso puedan ellos también vislumbrar los vínculos entre las palabras procedentes de un viejo texto de E. Goffman y los programas de evaluación de la calidad – ubicuos en las empresas – que avanzan y toman ya la educación. Estos programas se esconden tras la presuntamente eficaz y ultramoderna fuerza de la normalización que abandera la Organización Internacional para la Estandarización.

“Sin embargo, aún en la libertad y la cordialidad aparentes de una sala “abierta”, encontré un fondo de amenazas que me hacían sentir como algo intermedio entre un preso y un mendigo. La falta más pequeña desde un síntoma nervioso, hasta molestar personalmente a una enfermera, se reprimía con la insinuación de trasladar al culpable a una sala cerrada. La idea de volver a la sala “J” si no comía toda la comida, se esgrimía ante mis ojos tan constantemente que se convirtió en una obsesión y hasta los alimentos que conseguía tragar me caían mal; a otros pacientes los obligaban a efectuar trabajos inútiles que les eran odiosos, inspirándoles un temor similar” 

En las instituciones totales, mantenerse al margen de conflictos probablemente requiere un esfuerzo consciente y sostenido. El interno acaso deba renunciar a ciertos niveles de sociabilidad con sus compañeros para evitar posibles incidentes” (Erving Goffman. Internados)

Añado enlace a la citada institución de vanguardia. Entiendo que sólo al que, por oscuras razones, no contempla las excelencias de las fuerzas ecualizadoras de la modernidad, pueda producirle los escalofríos de angustioso pánico que me asaltan.

ISO repository of teaching materials. The International Organization for Standardization

Anuncios

Etiquetado:,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

¿Qué es esto?

Actualmente estás leyendo Internados: Gestión de Calidad. en A Día de Hoy.

Meta

A %d blogueros les gusta esto: