¿Defender qué?

3 septiembre, 2014 § 1 comentario

Hay un asunto delicado que, como tal, convendría dejar al margen de la estadística, pero que ha sido sometido al escrutinio de los científicos sociales más conspicuos, esos que habitan el Centro de Investigaciones Sociológicas, movidos por el Instituto Español de Estudios Estratégicos. Pronto ha dado lugar a curiosos titulares del siguiente tenor: “Los últimos patriotas. sólo el 16% de los ciudadanos defenderían a España”. El mismo titular llama “ciudadanos” a los españoles anteponiendo el accidente a la substancia.

Pero la cuestión es sobremanera vidriosa, para empezar porque se ofrece dando por consabida la naturaleza de esa España sobre cuya defensa se pregunta.  Por mi parte ardo en patrióticos deseos de destruir España, es decir la España realmente existente; y no dudaría en defender España de agresores que a menudo la llevan en la boca y jamás en el corazón. Agresores que, a menudo a su pesar, hablan la lengua patria.

Esta España que ha dejado de ser lo que ha dejado de ser, siendo tan europea, tan liberal y tan parlamentaria… ha criado los cuervos que le sacarán los ojos empuñando quizás el cuchillo del califa o la ley alemana, el capital sin patria o el pánfilo terror de no ser nada, esta España bilingüe y atildada, colonial y avejentada… ¿quién defenderá esta España maquillada?

Hay que defender la realidad, me dirán. No. La realidad es un invento sin substancia, la realidad se defiende sólo en nombre de una realidad más elevada. Traigo aquí los versos de Miguel Hernández (olvidado hoy por tirios y troyanos) que conocí en un viejo libro de un hombre hoy ya nonagenario.

Madre España.

Abrazado a tu cuerpo como el tronco a su tierra,
con todas las raíces y todos los corajes,
¿quién me separará, me arrancará de ti,
madre?

Abrazado a tu vientre, ¿quién me lo quitará,
si su fondo titánico da principio a mi carne?
abrazado a tu vientre, que es mi perpetua casa,
¡nadie!

Madre: abismo de siempre, tierra de siempre: entrañas
donde desembocando se unen todas las sangres:
donde todos los huesos caídos se levantan:
madre.

Decir madre es decir tierra que me ha parido;
es decir a los muertos: hermanos, levantarse;
es sentir en la boca y escuchar bajo el suelo
sangre.

La otra madre es un puente, nada más, de tus ríos.
El otro pecho es una burbuja de tus mares.
Tú eres la madre entera con todo su infinito,
madre.

Tierra: tierra en la boca, y en el alma, y en todo.
Tierra que voy comiendo, que al fin ha de tragarme.
Con más fuerza que antes, volverás a parirme,
madre.

Cuando sobre tu cuerpo sea una leve huella,
volverás a parirme con más fuerza que antes.
Cuando un hijo es un hijo, vive y muere gritando:
¡madre!

Hermanos: defendamos su vientre acometido,
hacia donde los grajos crecen de todas partes,
pues, para que las malas alas vuelen, aún quedan
aires.

Echad a las orillas de vuestro corazón
el sentimiento en límites, los efectos parciales.
Son pequeñas historias al lado de ella, siempre
grande.

Una fotografía y un pedazo de tierra,
una carta y un monte son a veces iguales.
Hoy eres tú la hierba que crece sobre todo,
madre.

Familia de esta tierra que nos funde en la luz,
los más oscuros muertos pugnan por levantarse,
fundirse con nosotros y salvar la primera
madre.

España, piedra estoica que se abrió en dos pedazos
de dolor y de piedra profunda para darme:
no me separarán de tus altas entrañas,
madre.

Además de morir por ti, pido una cosa:
que la mujer y el hijo que tengo, cuando pasen,
vayan hasta el rincón que habite de tu vientre,
madre.

Miguel Hernández.

 

Anuncios

Etiquetado:,

§ Una respuesta a ¿Defender qué?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

¿Qué es esto?

Actualmente estás leyendo ¿Defender qué? en A Día de Hoy.

Meta

A %d blogueros les gusta esto: