La revolución verdaderamente revolucionaria.

7 abril, 2015 § 1 comentario

“Esta revolución realmente revolucionaria deberá lograrse, no en el mundo externo, sino en las almas y en la carne de los seres humanos. Viviendo como vivió en un período revolucionario, el marqués de Sade hizo uso con gran naturalidad de esta teoría de las revoluciones con el fin de racionalizar su forma peculiar de insania. Robespierre había logrado la forma más superficial de revolución: la política. Yendo un poco más lejos, Babeuf había intentado la revolución económica. Sade se consideraba a sí mismo como un apóstol de la revolución auténticamente revolucionaria, más allá de la mera política y de la economía, la revolución de los hombres, las mujeres, lo niños individuales, cuyos cuerpos debían en adelante pasar a ser propiedad sexual común de todos, y cuyas mentes debían ser lavadas de todo pudor natural, de todas las inhibiciones, laboriosamente adquiridas, de la civilización tradicional” (A. Huxley)

“Cada vez más mujeres elegimos libremente ser putas” (Abril, 2015)

Anuncios

§ Una respuesta a La revolución verdaderamente revolucionaria.

  • “El único escritor del XVIII resucitado por la admiración de nuestros contemporáneos ha sido Sade.
    Visitantes que de un palacio no admiran sino las letrinas.”

    ‘Escolios a un texto implícito’, de Nicolás Gómez Dávila; Atalanta, 2009; pg. 457.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

¿Qué es esto?

Actualmente estás leyendo La revolución verdaderamente revolucionaria. en A Día de Hoy.

Meta

A %d blogueros les gusta esto: