Juan Manuel de Prada: anarcocatolicismo.

5 julio, 2015 § Deja un comentario

La modernidad ha consistido en una absorción creciente – hoy llevada al límite – de la dimensión antropológica de la existencia humana por la dimensión histórica, en sus dos facies: política y económica. Estado y Mercado se conjugan agostando los últimos elementos de la vida humana, de los componentes tradicionalmente humanos de la vida. El espacio antropológico queda así abstraído y reducido a magnitud económico-técnica.

Dos orientaciones que no puedo llamar “políticas” y prefiero llamar “metapolíticas”, parecen afrontar de modo íntegro este proceso destructivo: una vertiente del pensamiento libertario de carácter anarcocomunitarista, frente a los enfoques individualistas que conceden el principio moderno admitiendo la substantivación del individuo. Los límites de esta orientación libertaria y comunitaria pueden encontrarse en la desatención – por una confusión ideológica derivada de un posición anticlerical demasiado inmediata – a una larga tradición premoderna de estirpe teológica, dicha tenaz desatención da lugar a programas utópicos de diseño, a mi juicio, excesivamente abstracto. Pero estas posiciones, en su combinación con el decrecentismo, la reducción urbana y tecnológica, resultan de sumo interés. Sin embargo, el hoy llamado antipatriarcalismo – que creo poder vincular con la desatención referida – resulta, a mi juicio, un paso al límite, una abstracción hipermoderna, muy ligada a formas de espiritualidad cósmica, naturista e higienista.

 La segunda orientación metapolítica puede todavía hallarse en el seno del catolicismo tradicionalista, ocupando un lugar difícil en el seno de la Iglesia moderna. Es una orientación de una potencia inestimable, sus referentes son los grandes nombres de la tradición filosófico-teológica medieval que han construido los cimientos de Roma y, por supuesto, de la doctrina social de la Iglesia. Una pieza más de una arquitectura que trasciende, sin duda, la cuestión social, pero que el encogido mundo moderno juzgará de principal interés. Quizás no sea posible, no ya componer una síntesis entre ambas orientaciones, sino sentar a una misma mesa a doctrinarios de ambas doctrinas.

Por mi parte, creo que la figura apenas inteligible de G. K. Chesterton, constituye la afirmación más precisa de la posibilidad de esa síntesis. El mismo Chesterton que supo sentarse, con la cortesía requerida, contra G. Bernard Shaw. El rojo y negro de la portada de “Los límites de la cordura. El distributismo y la cuestión social” me parece bien elegido. Un importante conocedor de la obra de Chesterton y de la tradición filosófica medieval me dijo, hace unos días, que no cabía atribuir al pensamiento de G. K. Chesterton el título de  “anarcocatolicismo” (que utilizo también con intención polémica) porque Chesterton nunca se negó a admitir la autoridad política. Dicho en términos clásicos, tampoco el anarquismo rechaza la Auctoritas, sino la Potestas, su aceptación de la autoridad supone libre aceptación así como su defensa de la austeridad se entiende siempre en términos de austeridad voluntaria y, por otra parte, Chesterton sería fiel a su ortodoxia negándose admitir el poder despótico de la mera política. “Sin la justicia,  ¿qué serían en realidad los reinos sino bandas de ladrones?, ¿y qué son las bandas de ladrones si no pequeños reinos?”

Al respecto también puede verse un reciente artículo de J. M. de Prada. Aviso de Derrumbe.

Anuncios

Etiquetado:

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

¿Qué es esto?

Actualmente estás leyendo Juan Manuel de Prada: anarcocatolicismo. en A Día de Hoy.

Meta

A %d blogueros les gusta esto: