Normandos occidentales.

14 agosto, 2015 § Deja un comentario

La historia medieval conoce desde siempre el lugar fundamental que en el desarrollo de la Cristiandad correspondió a un importante conjunto de pueblos inicialmente agresores pero que, convertidos y materialmente asimilados, han nutrido la fuerza medieval cristiana. Esos pueblos a los que se designa genéricamente como nórdicos u hombres de la bahía (vik, bahía) tocaron – como se sabe – las costas del continente americano en la fecha – crítica para Europa – del cambio de milenio. En torno a 985 arriban a Groenlandia, procedentes de Islandia, primera patria de recalada. En tierras americanas fundan colonias en las que se han hallado “inscripciones rúnicas, el cuerpo del obispo Jim Smyrill, esqueletos con señales de enanismo, debilidad ósea o infecundidad, primando los restos de niños”. En cualquier caso, son pueblos normandos que han recibido el aliento de la Cristiandad. Sus colonias se dedicaron al ganado y la exportación hacia Escandinavia de marfil de morsa, halcones blancos, manteca, quesos, pieles de zorro azul… El comercio se debilita pero se constatan relaciones hasta el siglo XVI. Debieron sucumbir – señala Francisco Morales Padrón – ante los esquimales skrelingos. A finales del siglo XIV vistieron ropas semejantes a las que porta Dante, Luis XI o Carlos el Temerario, así lo atestiguan los restos. Antes tocaron Labrador e, incluso, el área que hoy ocupa N. York. Parajes que llamaron Hellulan (Baffin) o “país de las piedras”, Markland o “país de los bosques” o Vinland o “país de la vid”. Las sagas de Thorfin Karlseni (1305/1335), la del rey Olaf o de Erik el rojo narran estos hallazgos.

Morales Padrón reconoce su falta de valor histórico, no se conocieron en la Cristiandad, ni llegaron a significar una marca efectiva en las tierras americanas. De acuerdo, pero creo que ha de estimarse en mucho el aporte material que estas gentes significaron para la Cristiandad, al margen de que su expansión occidental no haya significado nada históricamente. Testimonia, pese a todo, su capacidad marítima y su fortaleza real. No es la simple migración de un grupo biológico, sin llegar a constituir nada significativo en el descubrimiento y conquista de América. Pero la asimilación normanda – lo que el islam no toleraría – estimuló la potencia de la Cristiandad.

Anuncios

Etiquetado:, ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

¿Qué es esto?

Actualmente estás leyendo Normandos occidentales. en A Día de Hoy.

Meta

A %d blogueros les gusta esto: