Horizonte

13 abril, 2016 § Deja un comentario

Quiero vivir con la simplicidad de un asno, quizás iluminado. Recuerdo a Juan Ramón y al buche, recuerdo el hermano asno del humilde Francisco. Y no aspiro a tanto, quiero vivir con la inmediatez de un asno, quizás iluminado. Disfrutar el aire algo más cálido, del alimento y de la alegría sin matices de la musculatura, sosegada pero apta para el salto o la patada. Desprenderme de toda erudición vana, de la vanidosa erudición y de la erudición eficaz. Quiero vivir con la solidez de un asno, quizás iluminado. Con la estólida solidez de una bestia mansa. Pero es mentira: para ser un burro gasto palabras. Y oscuras, siendo que sobran hasta las claras.

Quiero vivir con la mansedumbre sonora de un animal que se espanta sólo cuando le atacan. Y gritar con la fuerza del asno mi monótona plegaria, como un rebuzno agradecido por la belleza de la hierba, la luz y el agua. Sin saber nada de mí, admirándome de las estrellas como si cada noche resucitaran y como si cada mañana el mundo se estrenara. Quiero vivir con el asombro del burro que se admira de la belleza exacta de sus borricos de orejas afiladas, carne de su carne, que juegan a romper las estrellas del charco y mastican con fruición las mejores amapolas del prado, incendiado con su alegría animal de criaturas sin cuidado. Quiero vivir con la certidumbre de un filósofo que haya aprendido a estar callado.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

¿Qué es esto?

Actualmente estás leyendo Horizonte en A Día de Hoy.

Meta

A %d blogueros les gusta esto: