Deadline

14 julio, 2016 § 2 comentarios

Me faltan fuerzas para escribir una línea más. Algunos amigos, siempre afectuosos y amables, me han dicho que debo escribir más. Esto me llena de vanidad, negarlo sería mentir. Siempre he deseado ese reconocimiento. Pero me encuentro ante la tesitura de tener que exponer mi persona, dejar ver figuras que forman parte de mi propia constitución, profanar el sentido íntimo de un vínculo elemental y asombroso, o de callar porque no tengo nada que decir. O, mejor, me falta capacidad de asombro y potencia de descubrimiento. La mayor parte de lo que leo me resulta, soberbiamente, consabido, evidente o sólo propagandístico. No soy un gran lector, de manera que debe haber una enorme cantidad de textos valiosos que desconozco y, sin embargo, una soberbia culpable me lleva a pensar que nada merece una atención sostenida y laboriosa.

Podría parecer que mi débil fe se tambalea nuevamente. Sin embargo, lo contrario es propiamente el caso. Es llamativo que ese fortalecimiento de la fe se vea acompañado de un creciente desinterés por la labor del entendimiento y, lo que es más paradójico, por una cierta complacencia ante el acabamiento.

Inicio aquí un silencio de supervivencia, sin fecha de retorno. El silencio es siempre reparador y atmósfera para el descanso.

 

Anuncios

§ 2 respuestas a Deadline

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

¿Qué es esto?

Actualmente estás leyendo Deadline en A Día de Hoy.

Meta

A %d blogueros les gusta esto: